El Instituto Nacional de Estadística (INE) resolvió no iniciar este martes el pago a los voluntarios que trabajaron durante el feriado del miércoles pasado en el Censo Nacional. La medida se dispuso a raíz de la filtración de una planilla de supuestos censistas “fantasmas”.

Iván Ojeda, titular del INE, indicó en entrevista con la radio Universo 970 / Nación Media que se optó por frenar el proceso de pago a censistas, que debía iniciar hoy, tras la publicación de la planilla de los censistas fantasmas.

Sobre el punto, el programa La Caja Negra (Unicanal) expondrá esta noche un informe especial que revela el modus operandi de personas inescrupulosas que habrían abultado la nómina de los voluntarios censistas para poder embolsarse así el viático. Esto consta en una de las planillas en la que figuran unos tres mil censistas del departamento Central, en la que los supervisores habrían anotado como voluntarios a personas de otras localidades y jamás realizaron la tarea de censar. El temor que existe es que los coordinadores hayan completado los cuestionarios del censo a ojímetro para así retirar la plata.

Esta es la planilla al cual accedió el equipo de “La caja negra” en la que figuran voluntarios de otros departamentos y que serían nombres utilizados por coordinadores del departamento Central para quedarse con los viáticos de la jornada.

Ojeda indicó que primero van a filtrar los nombres y cotejar todo para luego hacer las transferencias de dinero, de modo a garantizar que el pago llegue a quienes efectivamente trabajaron en el Día D. “Nosotros no hemos pagado todavía ni un guaraní a los censistas y supervisores, porque queremos cerciorarnos de que sean las personas correctas las que reciban el dinero”, refirió.

Por otro lado, la autoridad comentó que en el área central el 9 de noviembre llegaron a una cobertura del 84.2%, y que en estos días de recuperación ya se trepó al 87.3%. “Creemos que llegamos a la meta para el 24 de noviembre, que es llegar por encima del 90% de cobertura, incluyendo las zonas rurales”, acotó. Mientras tanto el Censo Rural e Indígena sigue su curso a la par del Censo Urbano.

Iván Ojeda resaltó que para que un censo esté fuera de cuestionamientos sería ideal que se realice fuera del contexto político. Además resaltó que este Censo se realizó bajo las políticas del BID, el cual otorgó el crédito de 43 millones de dólares, y que de igual manera se publican todos los procesos licitatorios en la página de Contrataciones Públicas para que el público lo pueda ver.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta