La alta fidelidad y rapidez con que lograron falsificar entradas para el concierto de Bud Bunny, permite suponer que los falsificadores tienen «fina» la maquinaria de estafa.

El comisario Julio Vera, jefe de la sección Delitos Financieros de la Policía Nacional, señalò que el fraude comenzó a detectarse  recién  al momento que debían pasarse por el control de luz que detecta el hilo de autenticidad.

“Generaron más de 3.000 mil entradas, lo que alcanzaría hasta los G. 1.500 millones”, explicó el comisario Vera.

“Hasta el momento tenemos individualizadas a dos personas”, agregó.

Con ambos se están construyendo las conexiones que puedan llevar hasta la banda dedicada al rubro delincuencial, añadió el jefe policial.

Se investigará a todos”, enfatizó el comisario Vera, incluso a la organización del concierto.

Este nuevo episodio, trajo también consigo el hecho de que los delincuentes tienen acceso al sistema de confección de las entradas, ya que la reproducción ilegal prácticamente no difiere de la legal.

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta