El intendente municipal de Caaguazú, el liberal Severo José Ríos Núñez, emplazó a las empresas de telefonía móvil para desmontar las torres de transmisión de señal telefó­nica e internet, que podría dejar sin esos servicios a unos 102.000 usuarios.

Las firmas afectadas, ante esa disposición que podría regir a partir del viernes 24 de junio próximo, ya solicitaron la intervención de la Comisión Nacional de Telecomunica­ciones (Conatel). No descar­tan también recurrir a una acción de inconstitucionali­dad, ya que consideran que la disposición es arbitraria y se contrapone a las normativas legales y licencias vigentes.

Así lo confirmó el asesor cor­porativo de Relaciones Exte­riores de Personal, Arsenio Ocampos, en entrevista al pro­grama “Dos en la ciudad”, emi­tido por la radio Universo 970 AM y el canal GEN/Nación Media. El entrevistado explicó que esa situación se generó en torno a una normativa del municipio de Caaguazú, que establece los requisitos para la autorización de la instala­ción de torres de transmisión y el respectivo pago de tasas e impuestos a la comuna.

Deja una respuesta