Este tejido es utilizado en pacientes con quemaduras, pérdidas de sustancia, algunas enfermedades dermatológicas, usuarios con lesiones oculares o con úlceras limpias. Además, actúa como cobertura biológica, antiinflamatorio y barrera mecánica contra las infecciones.

El Banco de Tejidos del Centro Nacional de Cirugías Reconstructivas (CENQUER), desde su creación hasta la fecha, alcanzó el procesamiento de 100 placentas para membrana amniótica, de las cuales se realizaron 553 muestras, beneficiando a 300 pacientes, con la colocación de este tejido (membrana amniótica). La captación se efectúa en los partos vía cesárea, previa autorización de la embarazada. La procuración se realiza en los hospitales materno infantiles San Pablo, Trinidad, Loma Pytã y Mariano R. Alonso, así como en el hospital Militar y el centro médico La Costa.

De cada placenta, se extrae la capa más interna, la que está en contacto con el feto, esa es la membrana amniótica rica en colágeno y factores de crecimiento. De cada procesamiento, se preparan varios tamaños de membrana, ya sea para su utilización en pacientes quemados o en pacientes oftalmológicos”, explicó el director general del CENQUER, Dr. Saúl Zaputovich.

Los procesamientos constan de dos etapas, la primera es la separación de las capas de la placenta y posterior colocación de antibióticos, la segunda consiste en la separación en láminas, medición, colocación de criopreservante, un compuesto químico que permite el mantenimiento de un tejido o de células por mucho tiempo, cuando se las mantiene a baja temperatura, y el almacenamiento final en un ultra frezzer de – 81°C.

El profesional explicó, además, que este tejido se usa como cobertura biológica, de manera temporal o definitiva, dependiendo de la profundidad de la lesión; actúa como antiinflamatorio y barrera mecánica contra las infecciones y, así también, puede aplicarse varias veces en un mismo paciente.

Todas las embarazadas pueden ser donantes voluntarias, cumpliendo con el requisito básico de haberse realizado sus análisis laboratoriales prequirúrgicos, establecidos según protocolo del Banco de Tejidos tales como: VDRL, VIH, citomegalovirus, chagas, Epstein barr, dengue, hepatitis A, hepatitis B, hepatitis C y toxoplasmosis.

Banco de Tejidos

El Banco procesa, además, tejidos osteotendinosos para pacientes con déficit óseo, lesiones deportivas y degenerativas. Desde su creación, en agosto del año 2020, ya se han procesado 36 tejidos, beneficiando a 57 pacientes, entre ellos, personas que sufrieron pérdidas óseas en accidentes de tránsito, que hoy día, gracias a los injertos óseos y el trabajo interdisciplinario, ya se encuentran caminando. Pacientes con osteosarcomomas (tumor maligno de hueso), actualmente están en proceso de total recuperación, conservando el miembro sin llegar a la amputación.  También son beneficiados usuarios con lesiones en las caderas a causa de la artrosis.

Otro de los tejidos procesados es el cardíaco (pericardio). 

Además, el Banco de Tejidos tiene previsto recibir, de parte de la OIEA (Organización Internacional de Energía Atómica), un Irradiador Autoblindado, el primero en el país, y uno de los pocos a nivel latinoamericano, para la esterilización de tejidos.

Cabe mencionar que la disponibilidad del Banco de Tejidos es a nivel país, tanto para el sector público como para el privado.

Gracias a su creación, los profesionales del CENQUER desarrollan la Medicina Regenerativa, a través de células madres, lo que posibilita, a su vez, aumentar la disponibilidad para trasplantes de tejidos y tratamiento de diversas patologías, mejorando la tasa de supervivencia y la calidad de vida, así como la reducción del periodo de curación.

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta