La niña Anita, de 6 años, fue conectada hace dos días a un corazón artificial para ganar un poco más de tiempo de vida. Pero, todavía necesita con urgencia encontrar a un donante para poder sobrevivir.

Norma de Blaires, la mamá de Ana Paula, dijo en la mañana de este miércoles que su única hija de 6 años todavía necesita con suma urgencia un donante de corazón para realizarse el trasplante de órgano.

El lunes fue conectada a un corazón artificial en el Hospital General Pediátrico Niños de Acosta Ñu, donde permanece internada.

Anita sufrió un desbalance ese mismo día luego de la cirugía y esto causó un gran susto en su familia. Si no pasaba por la intervención quirúrgica «quiere decir que ese mismo lunes se nos iba», manifestó la madre.

Mantuvo que hay riesgos de que la niña pueda sufrir una hemorragia y muerte cerebral. «Entonces, seguimos a contrarreloj, estamos en la lucha. El aparato nos está dando un poco más de tiempo, pero hasta ahí», relató.

La mujer, afligida y entre lágrimas, expresó su angustia y dijo que el ejemplo de la niña Nahiara, que se encuentra en proceso de recuperación en el mismo hospital tras un trasplante del corazón, le da esperanza.

«Hasta ahora no aparece nadie, como ella es muy grande, tiene 26 kilos, tengo entendido que una persona de 70 kilos le va (es compatible). Esa es la ventaja que me dijeron con ella, que no es muy pequeña. Entonces, tenemos más chance, pero tiene que aparecer el ángel donante», agregó.

Así como Anita, hay otro niño de nombre Milán, de 4 años, que también está a la espera de un corazón.

Matías Soel, el bebé de un año estaba en la misma condición, necesitaba un trasplante. Sin embargo, debido a que se encontraba grave a causa de una cardiopatía falleció el 25 de julio pasado.

El deceso del pequeño se registró en el Hospital Pediátrico de Acosta Ñu.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta