Hace 20 años le dio un ACV y quedó en silla de ruedas. La doña vive en San Juan Bautista de Ñeembucú.

Ña Nidia Palacios es una verdadera kuña guapa, que a pesar de sus 88 años, sigue tejiendo la tradicional jerga de lana, que se usa para montar el caballo y así poder costear sus medicamentos.

La abuela valé vive en el barrio 8 de Diciembre de San Juan Bautista de Ñeembucú, con su hija pahague, Lali Palacios, quien cuida de ella día y noche. La misma comentó que su mamá aprendió a tejer a los 10 años, con su madrina, quien la crió.

“Ella se dedicó netamente a esto hasta hace 20 años, luego sufrió un ACV y quedó en sillas de ruedas, lo que le imposibilitó seguir haciendo, hasta que el año pasado volvió a hacer para pasar el rato y también para poder comprar sus remedios”, dijo la hija.

La doña es muy guapa, pues hasta hace hilo de la lana que sus conocidos le suele regalar, para luego poder usar en su jerga.

“Hay algunos pedidos, pero a veces la gente no quiere pagar y esto lleva tiempo, más por su edad, de igual manera, en dos a tres días ya termina todo”, manifestó Lali, indicando que el precio del tejido es de G. 100.000.

Lali afirmó que su mamá cobra la pensión de tercera edad, pero no alcanza para sus medicamentos, por lo que se rebuscan para poder tener un ingreso.

“Yo tengo otros hermanos, pero como se dice, si no tenés una mamá con plata, nadie te hace caso, solo de vez en cuando vienen a visitarle y yo no puedo salir a trabajar y dejarla sola, porque depende mucho de mí, solo hago costura acá en mi casa, pero no es un ingreso seguro”, mencionó.

Los que desean colaborar con la doña, comprando sus productos, pueden comunicarse con la hija al (0984) 548-665. “A ella le encanta hacer estas cosas, es su pasatiempo, pero a veces le digo que no haga, porque hace mucho calor”, dijo.

//Extra.com.py.

Deja una respuesta