Al filo de la medianoche, un incendio se desató en la Terminal de Ómnibus de Asunción. Las llamas consumieron gran parte del nivel superior. Según se supo, se inició en la oficina de Asesoría Jurídica por un probable cortocircuito. El siniestro fue controlado tras más de una hora y arrojó un herido por quemaduras.

La estación de transporte terrestre de la Capital ubicada en las avenidas Fernando de la Mora y República Argentina fue presa de las llamas. El siniestro fue de importantes proporciones y se propagó rápidamente al través del cielorraso.

La humareda en la zona era bastante densa y el suministro de energía eléctrica fue cortado en el sector. Las personas que estaban dentro de la estación salieron rápidamente y de inmediato llegaron los Bomberos Voluntarios para combatir el fuego.

El incendio se habría iniciado alrededor de las 23:40, según manifestó uno de los funcionarios de seguridad de la Terminal, Miguel Figueredo. Este también sostuvo que el fuego se desató en la oficina de Asesoría Jurídica, aparentemente por un cortocircuito.

Figueredo relató que, al percatarse de las llamas, fue hasta la dependencia con un extintor, abrió la puerta y fue en ese momento cuando las llamas se extendieron rápidamente por la planta alta. El fuego afectó mayormente las oficinas de las distintas empresas de transporte de pasajeros de larga distancia así como las oficinas administrativas.

Posterior al incidente, la Terminal quedó completamente a oscuras y comenzaron a escucharse varias explosiones. El cablerío comenzó a ser consumido por las llamas que rápidamente se extendían. Las altas temperaturas hicieron que gran parte del cielo raso de la estructura se desprendiera.

Las personas que se encontraban en los pasillos, tanto de la Planta Baja como del nivel superior, al escuchar los primeros estallidos, comenzaron a evacuar el sitio de forma desesperada. En medio del desorden, algunos de los presentes perdieron de vista a su familiares y los buscaban desesperadamente en medio del pánico.

También resultó herido un joven identificado como Emilio Digi Godoy, de 21 años, quien sufrió quemaduras y fue trasladado al Hospital del Quemado.

Bomberos Voluntarios declararon emergencia general, razón por la cual varias compañías del Cuerpo acudieron hasta el lugar del siniestro para combatir las llamas. Unos diez carros del CBVP llegaron a la zona con todo el equipamiento.

Por su parte, el director de la TOA, Julio Benítez, manifestó que la estructura quedará muy debilitada debido al intenso calor provocado por las llamas, pero afortunadamente el edificio se encuentra asegurado. Al cierre de nuestra edición, ya de madrugada, se aguardaban más detalles sobre los daños causados por el siniestro./Abc Color