Desde el Ministerio del Ambiente avizoran un preocupante panorama para los próximos meses, debido a la sequía generada por la bajante de los ríos y acentuada recientemente por los récords de temperaturas elevadas.

El déficit de lluvias a nivel regional afecta también al Paraguay, con una tendencia de descenso de los cauces hídricos, según advirtió en un comunicado el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Social (Mades).

Los datos se desprenden del modelo hidrológico MGB (SSTD Cuenca del Plata), que presenta unos valores diarios de caudal para un horizonte temporal de 6 meses.

Sobre el punto, el ministro Rolando de Barros habló del difícil panorama que se avizora, y de la necesidad de respuesta en todos los frentes.

“Estamos anunciando que se vienen extremos climáticos de vuelta con una sequía que ocasiona gran pérdida, biodiversidad, mortandad de peces, en lo que es la fauna étnica particular y también incendios que afectan a la biodiversidad, a áreas protegidas y asentamientos humanos”, explicó el ministro, en una entrevista con Paraguay TV.

Señaló que la necesidad es cada vez mayor y que la escasez de agua afectará a las comunidades más vulnerables.

En cuanto a los incendios forestales, muchos de ellos son provocados, de hecho, el 95 % es por causa humana, según el Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay.

Las compañías tienen trabajo a diario con la cantidad de focos a nivel país. “Esto recién está iniciando, entonces esta mesa es para coordinar esfuerzos no solamente del sector público sino incorporando también al sector privado y los sectores productivos”, señaló. Los trabajos estatales requerirán el trabajo conjunto de varias instituciones, entre ellas, la Secretaría de Emergencia Nacional.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta