El Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (SENEPA) continúa con las acciones de vigilancia y monitoreo del Aedes aegypti, con el objetivo de implementar estrategias de control de potenciales brotes.

El SENEPA viene realizando acciones que ayudan a controlar brotes de dengue, Zika, chikungunya y fiebre amarilla urbana, a través del cumplimiento de planes.

Este año, el plan contempla la realización de los levantamientos de índice larvario para medir el nivel de infestación en viviendas y así mantener la vigilancia y monitoreo para el control de potenciales brotes de arbovirosis.

Estos trabajos se ejecutarán en cuatro etapas, teniendo en cuenta las zonas de riesgo a nivel país:

Las zonas de riesgo son aquellos distritos que cumplen ciertos criterios como: densidad poblacional, casos confirmados de dengue y promedios de índice de infestación anual en los últimos tres años y presencia de mosquitos Aedes albopictus, así como características geográficas de acceso internacional, capitales departamentales y turísticas.

Estos puntos serán intervenidos bajo la siguiente organización: las zonas con riesgo 1 contarán con cuatro intervenciones anuales; en riesgo 2 se desarrollarán acciones en tres ocasiones en el año y, finalmente, las zonas con riesgo 3 se intervendrán dos veces al año.

¿Para qué sirve un levantamiento de índice larvario?

Este instrumento permite un diagnóstico para conocer el índice de infestación de un porcentaje de viviendas y demostrar la presencia del vector transmisor de las arbovirosis en la comunidad.

Consiste en la búsqueda, cuantificación y caracterización de criaderos. Se colectan las larvas y/o pupas que estén presentes en los recipientes hallados, cuyas muestras son remitidas al departamento de Entomología de SENEPA para su estudio.

Contando con los resultados de la investigación se direcciona un trabajo articulado con otras instituciones para fortalecer los mecanismos de prevención y control, con el fin de proporcionar información oportuna a la población sobre la importancia de mantener un entorno libre de criaderos para evitar la proliferación de mosquitos y propagación de las arbovirosis.

DiarioHOY.com.py