El Gobierno de Brasil anunció la reducción de precios de la energía eléctrica desde la quincena de abril. En Paraguay los usuarios se preguntan por qué la ANDE no dispone lo mismo. Un técnico en la materia explica lo resuelto por Bolsonaro y cuenta por qué no se puede hacer algo similar en nuestro país.

En el 2021 Brasil sufrió una de las peores sequías de los últimos 91 años y se vio obligado a utilizar generadores termoeléctricos -que trabajan con combustibles más caros- para contrarrestar la crisis hídrica.

Desde entonces, aplicó la bandera roja -el color utilizado cuando existe un sobrecosto en la energía. por lo tanto, subió los precios para sus usuarios. Sin embargo, esta semana el presidente Jair Bolsonaro anunció que, a partir de la quincena de abril, la energía será más barata para los usuarios brasileños.

En verdad Bolsonaro no baja a la tarifa, sino que vuelve al precio que estaba de antes. Lo que hace es saca ese sobrecosto gracias a algunos factores como que hay más gua para generar hidroelectricidad”, explicó el ingeniero Fabián Cáceres en entrevista con Universo 970 AM – Nación Media

Agregó que la disminución y consiguiente bandera verde, forma parte de una política estatal de que la tarifa sea lo más barata posible. De hecho, Itaipú no definió aun la tarifa que regirá este año, pero Brasil ya la redujo sin que se haya alcanzado un acuerdo.

La posición de Paraguay es mantener en USD 22.60 Kw/h mes y la de Brasil es bajarla a 18.95 Kw/mes, en cumplimiento del Anexo C, que establece dicha reducción con el descenso de la deuda, que este año cae 600 millones de dólares.

De acordarse lo ya resuelto por el Brasil, el usuario que hoy paga 100.000 guaraníes, pasará a abonar 95.000 guaraníes, es decir, la diferencia es ínfima, ya que existen otros componentes dentro de la estructura de costos, entre ellos: inversiones físicas, recursos humanos, impuestos, servicios de deuda y otros gastos.

Es decir, de aplicarse la reducción de la tarifa, los beneficios para los usuarios serían insignificantes en las facturas de la ANDE

LO QUE SE PIERDE SI BAJA LA TARIFA 2022 COMO BRASIL QUIERE

Se perdería la posibilidad de mantener 300 millones de dólares a favor del Paraguay, hoy necesarios para invertir en obras de infraestructura eléctrica que permitirán que nuestro país retire el 100 % de la energía que le corresponde, el 50 % del total producido por Itaipú.

Actualmente Paraguay dispone del 15 % y el porcentaje restante lo lleva Brasil, mediante un pago en concepto de cesión de energía, no de venta directa. El día que Paraguay pueda acceder al 100 %, tendrá la posibilidad de pensar en generar ingresos y encarar proyectos con ello.

Una vez consumada la reducción de la tarifa, volver a subirla es tan improbable como que las vacas vuelen, por lo tanto, la disminución continuará en el 2023 y para entonces será de otros 700 millones de dólares, que en total llegarán a 1.000 millones, sumando los 300 de este año.

DiarioHOY.com.py