Cansados de escuchar gritos de sufrimiento de perros, vecinos denunciaron el último martes a los propietarios de una vivienda ante la Fiscalía, que allanó una vivienda ubicada en la calle Patiño 193 del barrio San José Obrero de Itauguá, por el hecho punible contra la Ley 4.840/2013, “De protección y bienestar animal”. Organizaciones rescatistas de animales piden altas sanciones económicas y prisión para la dueña de la casa.

La comitiva liderada por la fiscal Yennifer Marchuk fue recibida por Mirian Centurión, que permitió el ingreso a su propiedad, donde se confirmó las malas condiciones de tres perros, un macho mestizo de nombre Rubio, otro de nombre Zeus también macho, de raza mestiza de labrador y otro de nombre Russo, macho de raza mestiza.

El perro en peores condiciones es de color crema de nombre Rubio, de 1 año de edad, delgado, atado por una cadena de aproximadamente de 2 metros de largo, con alopecias en todo el cuerpo, miasis en los ojos, escoriaciones, costras en las orejas, legaña, secreciones purulentas en ambos ojos, ataxia, trismo, sin poder levantarse.

Resguardo

Los animales fueron llevados del sitio como acción de resguardo, en virtud a lo dispuesto en el art. 20 de la Ley 4.840/2013, para su asistencia. Acompañaron el procedimiento uniformados de la Comisaría 6ta de Itauguá y funcionarios de la Dirección Nacional de Defensa, Salud y Bienestar Animal.

La Ley por objeto proteger la vida y la salud de los animales vertebrados, domésticos o silvestres mantenidos en cautiverio, impedir el maltrato, la crueldad, causados directa o indirectamente por el ser humano, que les ocasiona sufrimiento innecesario, lesión o muerte.

//Lanacion.com.py

Deja una respuesta