El comisario Javier Flores, director de Investigaciones de Amambay, afirmó que el asesinato del suboficial en Pedro Juan Caballero habría sido por su buen trabajo, ya que se desempeñaba como jefe de la Subcomisaría 6ª de la Colonia Guavirá.

La Policía Nacional se encuentra indagando el sicariato del suboficial principal de la Policía Nacional Secundino Cañiza, quien se desempeñaba como jefe de la Subcomisaría 6ª de la Colonia Guavirá, del distrito de Cerro Corá, del Departamento de Amambay.

El agente policial fue asesinado el jueves por dos sicarios frente a su vivienda, en Pedro Juan Caballero.

El comisario Javier Flores, director de Investigaciones de Amambay, destacó a Monumental 1080 AM que la víctima fatal tenía un buen desempeño. En este mismo sentido, se refirió el comisario principal Rubén Paredes en la víspera.

«Presumo que es producto de eso, ya que él se encontraba ocupando el cargo de jefe de Comisaría en el área rural de la localidad de Guavirá, distante de la capital departamental. Por lo menos, eso es lo que estamos manejando, según lo que pudimos acceder», apuntó a la radio.

Flores manifestó que el suboficial asesinado acusó ocho impactos de balas y que 27 vainillas fueron recogidas del lugar de los hechos.

La víctima estaba sentada frente a su vivienda tras llegar de hacer deportes, cuando repentinamente dos desconocidos encapuchados descendieron de una motocicleta y efectuaron varios disparos contra él.

Tras haber recibido los balazos, el uniformado se desvaneció y cayó al suelo, mientras que los delincuentes se dieron a la fuga a bordo de su biciclo. Posteriormente, Secundino Cañiza fue derivado hasta un centro asistencial cercano, donde ya se constató su deceso.

Sus familiares manifestaron que el hombre no había recibido amenazas; no obstante, la Policía Nacional hurgó en el desarrollo profesional de la persona fallecida, para verificar si durante el ejercicio de sus funciones había sido amenazado.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta