Pese a 120 notas reiteradas, Corte Suprema no asigna funciones a juez ovetense

Pese a 120 notas reiteradas, Corte Suprema no asigna funciones a juez ovetense

Se trata del magistrado judicial Edwar Agustín Cabrera Espinoza Prieto, quien fuera designado en junio de 2015 como Juez para la Circunscripción de Boquerón, lugar al que nunca fue asignado de forma oficial, sino temporalmente y por tres meses recién en el año 2016 en la Circunscripción de Presidente Hayes luego de un año de su nombramiento, de donde fue sustituido por acta tras designarse al juez titular del lugar.

En conversación con el magistrado judicial, este señalo a Prensa 5 que efectivamente viene reclamando a la Corte Suprema de Justicia a través de presentaciones escritas semanales y mensuales, dirigidos a la Presidencia de la Corte Suprema, al ministro Cesar Garay Zuccolillo superintendente de Boquerón y a los demás ministros para que puedan resolver su incorporación a la función judicial y superar la irregularidad de cobrar sin trabajar en razón al deshonor que importa en su fuero íntimo y para quienes respetan su buena reputación y honorabilidad; más cuando el mismo es un funcionario público de 20 años de ejercicio en el ámbito judicial.

En su respuesta el magistrado judicial exhibió unas 120 notas y 180 documentos en total que ya presento ante la Corte Suprema de Justicia en tres años de calvario según sus propias expresiones. Igualmente, Edward Agustín Cabrera Espinoza Prieto informo que solicito al Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados la apertura de un expediente para deslindar su responsabilidad y resaltar la culpa exclusiva de la Corte Suprema. Comunicó también su situación irregular a la Contraloría General de la República, al Defensor del Pueblo, a las comisiones de Derechos Humanos de la Cámaras de Senadores y de Diputados; al Presidente de la Comisión Permanente del Congreso Nacional, al Superintendente General de Justicia y a la Presidencia de la Republica a fin de que tomen intervención y reclamen la irregularidad administrativa a la Corte Suprema de Justicia como responsable de la falta de resolución en su asignación y desempeño de un Juzgado.

Reveló también que, en la sesión pública de diciembre de 2018, la Corte Suprema de Justicia trató su situación a petición del ministro Manuel Ramírez Candia y en la misma la propia ministra Miryam Josefina Peña Candia, resaltó públicamente “que el magistrado judicial Edward Cabrera está siempre disponible pero que por razones administrativas (falta de sedes) aun no resuelven un lugar para él”.

El magistrado judicial Edward Cabrera Espinoza Prieto, arrimó a la producción de Prensa 5 un lote de documentos de ciento ochenta páginas en el que se describe su calvario y peregrinar para ejercer realmente su función de juez, inclusive expresó que otorgó su consentimiento previo y expreso de conformidad con el artículo 252 de la Constitución a fin de ejercer la jurisdicción en cualquier Circunscripción de la Republica a raíz de que todas las 18 Circunscripciones judiciales cuentan con numerosos juzgados con titulares vacantes, lo que implica una sobrecarga de trabajo para los jueces interinos y más morosidad en detrimento de los usuarios de la Justicia.

En su última presentación recurrió también al nuevo ministro Alberto Joaquín Martínez Simón, completando ciento veinte notas a los efectos de intermediar en el pleno de la Corte Suprema de Justicia y lograr que se le asigne un despacho judicial en cualquier Circunscripción de la Republica.

El magistrado en cuestión depende directamente del ministro superintendente de Boquerón y Presidente Hayes Cesar Antonio Garay Zuccolillo, a quien recientemente la Cámara de Diputados lo salvo de ser destituido de su cargo tras cuatro años de juicio político. Los demás ministros superintendentes son Eugenio Jiménez Rolón (Concepción y Alto Paraguay), Luis María Benítez Riera (Ñeembucú, Guaira y Caazapá), Gladys Esther Bareiro de Módica (Alto Paraná e Itapuá), Miryam Josefina Peña Candia (Amambay), Manuel Dejesus Ramirez Candia (Guaira y Caazapá), Antonio Fretes (Paraguarí y Misiones) y el ultimo ministro incorporado Alberto Joaquín Martínez Simón (Cordillera).

Rubén Mario Pino Leguizamón es otro juez del Chaco, con sede en Lagerenza, Boquerón que se encuentra en esta misma situación, cobrando sin trabajar; anteriormente fueron siete jueces que estuvieron en la misma circunstancia irregular colgados por más de un año sin ejercer ningún despacho ante la morosidad del ministro superintendente Garay Zuccolillo quien no concede los permisos ni permite la reasignación de los jueces ociosos, perjudicando gravemente la ingente atención que demanda la sociedad en la administración de la Justicia.

El juez Edward Cabrera estimó que con esta nueva estructura de ministros en la Corte Suprema de Justicia hay mayor augurio de mejoraría en la administración de los recursos humanos del nivel superior, tomando en cuenta que se vienen adoptando importantes decisiones que antes eran impensables.

Dijo al finalizar que se está rompiendo ese modelo oscuro de administración abriéndose puertas a la sociedad que mediante esta transparencia accede a saber las graves irregularidades que adolece la C.S.J.

Share