La niña no sufrió lesiones porque había agua en el fondo, pero el papá requirió auxilio de los bomberos.

Un papá se convirtió en el héroe de su hijita de 3 años al sacarla de un pozo ciego de 12 metros de profundidad al que cayó por accidente, en el predio de una iglesia ubicada en el barrio San Isidro de Encarnación, el domingo.

La niña se había acercado al brocal de hormigón, que tenía una abertura de medio metro cuadrado y la chapa que la cubría cedió; eso hizo que ella se fuera al fondo. El señor se dio cuenta a tiempo y no pensó dos veces en tirarse tras la pequeña.

«Tenía agua y gracias a eso (la nena) no sufrió ninguna lesión pero hubo peligro de que muriera ahogada. El señor se lanzó tras su hija y pudo sacarla con ayuda de los vecinos», explicó un bombero, en contacto con Telefuturo.

El padre agotó todas sus fuerzas para salvar a su hija y quedó atrapado en el estrecho pozo hasta que llegaron los voluntarios y lo rescataron con vida, aunque un poco golpeado.

//Extra.com.py.

Deja una respuesta