Esta mañana se dio el inicio al “Operativo Nueva Alianza XXIV” que une a Paraguay y Brasil en la lucha contra el narcotráfico. La central de operaciones quedó establecida en Capitán Bado, departamento de Amambay.

El contingente está compuesto por Agentes Especiales y miembros de las Fuerzas Especiales de la SENAD, con apoyo de la Fuerza de Tarea Conjunta, al que se le sumaron 4 helicópteros de la Policía Federal del Brasil.

La Nueva Alianza XXIV tiene como objetivo afectar la producción y el tráfico del cannabis en la región, mediante la destrucción de los cultivos y los campamentos narcos. Para el efecto, la central de operaciones fue establecida en la zona de Capitán Bado, desde donde se realizarán las incursiones por al menos 15 días continuados.

0000001 JULIO_PUBLI

Todas las acciones operativas contarán con la fiscalización del representante del Ministerio Público, Celso Morales, ya que se pretende sacar de circulación grandes volúmenes de drogas y afectar así las finanzas del crimen organizado mediante el lucro cesante.

La SENAD y la Policía Federal del Brasil desarrollaron esta nueva edición de operaciones conjuntas en el marco de un convenio de cooperación que abarca la lucha contra el crimen organizado en varias aristas. Las operaciones de erradicación de cultivos cuentan con el apoyo de la Policía Federal entendiendo la responsabilidad compartida existente entre Paraguay y Brasil ante la situación del narcotráfico en la región. 

//HOY

Deja una respuesta