Son varios los tipos de cáncer que afectan a la población masculina por diversos motivos. La consulta previa ayuda a la detección precoz para tratar y curar, además del autoexamen testicular que puede salvar vidas.

El Dr. Gustavo Codas, presidente de la Sociedad Paraguaya de Urología, indicó en entrevista con Universo/Nación Media que 1 de cada 7 hombres padece de cáncer de próstata, es decir, alrededor del 13% de la población masculina.

Pensando fríamente, son números escalofriantes porque son bastantes elevados”, expresó, acotando que la buena noticia es que dicha enfermedad es altamente detectable, tratable y curable en más del 90% de los casos, bajo la condición de que sea detectado a tiempo precoz, de lo contrario, tiene un alto índice de mortalidad, ya que es uno de los cánceres que más muertes produce a raíz de la detección tardía.

Al respecto, el médico instó a todos los hombres, de 50 años en adelante, a consultar con el urólogo, especialmente aquellos que cuentan con antecedentes familiares en este tipo de enfermedad, hacerlo ya a partir de los 45 años.

En cuanto a la actitud reacia de los pacientes a acudir junto al profesional, señaló que la mayoría piensa que el urólogo hará la revisión de la próstata mediante el tacto rectal.

“Eso no se hace de forma rutinaria (tacto rectal) y tampoco es en todos los casos, existen otros análisis que se realizan como el de sangre, ecografía, historia clínica y ,a partir de ahí, se decide si se realiza o no”, explicó.

A su vez, dijo que no solo se habla del cáncer de próstata durante el mes de “Noviembre Azul” sino que además otros tipos que afectan al varón, como el del testículos. Incluso en este último, el hombre puede realizarse el autoexamen testicular, que dura entre 15 a 20 segundos durante el baño y que puede salvarle la vida.

Sobre este punto, precisó que se habla de una frecuencia de 1 entre 250 varones, presentándose en la edad de 15 a 35 años. “Afecta más a la población joven“, determinó.

Cómo realizarse el autoexamen testicular

Bajo la ducha, se debe tomar con la mano uno de los testículos y con la otra palpar de manera suave pero firme, a fin de detectar alguna protuberancia, bulto o dolor. Una vez terminado, se debe hacer el mismo procedimiento con el otro testículo. Se debe realizar de manera regular o al menos una vez al mes.

Tema relacionado: Cáncer de próstata: síntomas, cuándo consultar y tratamientos

“No hay una técnica específica, lo importante es conocer el tamaño, la consistencia (duro o blando) o si hay alguna irregularidad y eso en 20 segundos ya se va a saber. Es importante que el hombre conozca su cuerpo y a medida que va pasando el tiempo, será capaz de notar alguna diferencia”, aconsejó el urólogo.

Sobre el cáncer del pene, sostuvo que si bien es poco frecuente, en un país en vía de desarrollo como el nuestro se tiene una tasa elevada a comparación de los primer mundo, debido a que los cuidados están relacionados a la higiene del órgano sexual masculino y a la cultura.

Si el hombre tiene buena higiene en la zona genital, tiene bajísimas probabilidades de desarrollar cáncer de pene. El prepucio, piel que cubre el glande, debe retrotraerse para poder higienizarlo, sin embargo, en caso de que no haya sido removido por una cuestión genética, debe ser corregido mediante una cirugía.

La cabeza del pene debe verse completamente, lavarlo con agua y jabón, y cuando se termine el proceso se debe colocar nuevamente la piel en su lugar. Hay que hacerlo de manera diaria, especialmente en días de mucho calor para sacar restos de sudor, entre otros fluidos”, acotó.

Asimismo, explicó sobre el método innovador de diagnostico para el cáncer de próstata, que es en la Biopsia por Fusión BK y que consiste en la resonancia magnética y una ecografía para visualizar de manera tridimensional la próstata.

Mediante dicho método se identifica el lugar exacto de la lesión, luego se realiza la punción con una aguja y dura alrededor de 10 minutos. Es único en el país y su punto positivo es la alta precisión que genera en el diagnostico.

Por último, el doctor Codas destacó el alto nivel de concienciación de los hombres en cuanto a su salud en los últimos años.

Se nota un cambio brutal, porque noviembre azul lo venimos impulsando en la Sociedad Paraguaya de Urología desde el 2016, se logró un debate interesante y hay una mayor conciencia. Logramos que se hable del tema y se está perdiendo el miedo”, resaltó.

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta