Un niño de 2 años se asfixió con la tecla de un control remoto accidentalmente. El médico que lo atendió dijo que el pequeño fue intervenido a tiempo y evoluciona favorablemente.

El neumólogo Carlos Morínigo, quien asistió al niño de 2 años, informó que el pequeño llegó al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente Juan Max Boettner (Ineram) con mucha tos, que fue provocada tras aspirar accidentalmente el botón de un control remoto en el pulmón.

El niño comenzó a tener una tos intensa y alertó a su madre, quien se percató de que le faltaba un botón al control remoto. La mujer rápidamente buscó atención médica. La familia es oriunda de Villarrica.

Igualmente, dijo que “todo fue una desgracia con suerte”, ya que, sin la rápida actuación de la madre y la pronta asistencia, “se pudo haber dado un desenlace peor”.

“Encontramos la gomita de la tecla del control remoto en el pulmón izquierdo y eso iba pasando de un pulmón a otro. La criatura no podía expulsarla porque era grande, pero logramos extraerla sin ninguna complicación”, detalló.

Afortunadamente, el niño está estable y no quedaron secuelas. Seguirá su recuperación en su vivienda.

Ante este tipo de casos, Morínigo instó a los padres a buscar la atención correspondiente a niños y a no dejarlos solos por mucho tiempo. También dijo que hay que tener mucho cuidado con las frutas con semillas y piezas menores a la apertura de la boca.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta