Un niño de 4 años con trastorno del espectro autista (TEA), vive un calvario junto a su familia por la inconsciencia de un vecino que prácticamente todos los días escucha músicas a alto volumen en el Territorio Social 8 de Diciembre del barrio San Juan de Coronel Oviedo.

Por polución sonora fue denunciado Carlos Lezcano, vecino del Territorio Social 8 de Diciembre del barrio San Juan de esta ciudad, a quien en reiteradas ocasiones los padres del menor pedían que tuvieran en cuenta la condición del menor sumando a esto los reclamos de vecinos.

El menor de 4 años presenta criterios compatibles con el trastorno del espectro autista (TEA) según el DSM-V, por lo cual se encuentra siguiendo terapias psicológicas con un profesional en el área de psicología desde los dos años de edad.

Unas de las características del TEA es la de un perfil sensorial con hipersensibilidad auditiva, lo que crea intolerancia a los sonidos cotidianos que le rodean causando un malestar en el niño.

Carlos Lezcano, que reside a al lado mismo de la casa del niño con TEA, en reiteradas ocasiones escucha músicas a volúmenes excesivos, alternado el proceso de recuperación del niño, junto a quien los padres acudieron a fin de comentarle sobre el problema del niño, haciéndole incluso la entrega de una constancia expedido por la psicóloga tratante para tener consideración del caso.

El lunes pasado demostrando nuevamente su prepotencia vuelve a poner la música a todo volumen, dónde más que nunca se lo ve al pequeño llorar y saltar de la desesperación momento que pudo ser captado por uno de los familiares que por la impotencia ya no supo qué hacer, el vídeo fue viralizado, causando gran indignación de todos los internautas. Ya los padres realizaron la denuncia correspondiente al caso.

El hombre además es una persona prepotente, a quien los padres y vecinos tienen miedo debido a las represalias que pueda tomar contra ellos.

Deja una respuesta