En un emotivo mensaje, tres mamás de pacientes conectados a corazones artificiales y en espera de una donación del órgano cardiaco, pidieron a la ciudadanía tomar conciencia de la importancia de la donación de órganos. Esta acción altruista salva y da oportunidad de vida a otros que necesitan, señalaron en conferencia de prensa en el Ministerio de Salud. La titular de la cartera, doctora María Teresa Barán, pidió seguir demostrando lo que nos caracteriza siempre como paraguayos, que es la solidaridad y empatía.

Con voz quebrada y lágrimas en los ojos, Andrea Ovelar, mamá de Milán de 5 años, niño conectado hace más de 3 meses a un corazón artificial en el hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu, manifestó que el donar órganos es salvar vidas. “Hoy cumplimos 101 días que Milán está confinado a un proceso artificial. Es muy difícil el día a día”, señaló. 

El mejor regalo de 15 años será un corazón

María José Ibarra, la mamá de Luján de 14 años, adolescente también conectada a un corazón artificial en el Acosta Ñu desde hace una semana, comentó que están a dos meses de que su hija cumpla 15 años. “A lo mejor tendríamos que estar nosotros pensando en un festejo de 15, pero el regalo más preciado que hoy ella quiere es un corazón, es la vida, y nuestros hijos aferrándose a la vida justamente con estos corazones artificiales, luchando todos los días”, dijo emocionada.

Agregó que en nombre de su hija y en nombre de los padres que están en la misma situación, pide a la ciudadanía el tomar conciencia de que el donar es salvar vidas. “Necesitamos un corazón para nuestros hijos. Lujan necesita un corazón para seguir viviendo. Gracias a todos los doctores por habernos conseguido esa chance, esa segunda oportunidad para esperar un corazón. Pero necesitamos uno real para Luján«, refirió. 

En espera de un “ángel donador”

La madre de William Méndez, joven esteño de 29 años que está conectado a un corazón artificial en el Hospital San Jorge, también hizo un llamado para promover la donación de órganos. “Mi hijo este viernes cumple 30, tiene 2 hijos que necesitan de su papá. Entonces le digo a esa gente que tienen la oportunidad de salvar la vida a nuestros hijos que piensen, y que también van a recuperar un pedacito de cada órgano de su familia en otra familia. Gracias a la tecnología mi hijo está todavía ahí luchando día a día. Es muy difícil porque a diario se presentan complicaciones”, señaló María Dolores Méndez

La mujer invitó a todos los que puedan pasar a visitarlos. “Necesitamos la ayuda de toda la gente; espiritualmente también necesitamos, porque esta situación es muy difícil. Cada día es más complicado. Entonces, le digo a esas familias que tienen la oportunidad de donar, donen, donar es salvar vidas”, concluyó. 

Ministra pide a la gente ponerse en lugar de las madres de pacientes 

“Hoy, como mamá, me solidarizo con estas tres mamás que están aquí buscando concientizar que la donación de órganos es algo muy importante y fundamental. El sistema de salud tiene las herramientas para poder hacer un trasplante. Tenemos los profesionales que están bien preparados y están disponibles 24/7, pero lo que sí necesitamos es que la población paraguaya entienda y comprenda y que la donación de órganos es un acto solidario y, sobre todas las cosas, puede salvar muchas vidas”, señaló la ministra Barán, quien participó en la rueda de prensa.  

Agradeció y calificó de valientes a las tres madres que hoy cuentan sus historias porque dando a conocer lo que están pasando con sus hijos y sus familias probablemente motive a más paraguayos a que puedan ser donantes. “Nosotros necesitamos que las personas puedan donar y lo único que pido, una vez más, algo que siempre le caracterizó a la población paraguaya es la solidaridad, la empatía, que nos pongamos en el lugar hoy, estas tres mamás que están pidiendo a gritos y a un socorro de una segunda oportunidad de un corazón”, manifestó.

El INAT trabaja y monitorea posibles donantes 24/7

El director del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), Dr. Hugo Espinoza, destacó el testimonio de las mamás de los tres pacientes, ya que permiten compartir su angustia y su esperanza, que de alguna manera son los mismos sentimientos que tiene en el INAT. “Hoy la lista de espera para trasplantes en el país alcanza exactamente 267 personas, de las cuales tres personas están representadas hoy por sus madres que necesitan un corazón. A eso le llamamos emergencia cero. Significa que ya no hay tiempo que perder”, destacó.   

Dijo además que el INAT trabaja 24 horas sobre 7 y que están con un coordinador por día asignado para atender las posibilidades, las notificaciones de muerte encefálica en Asunción y en todo el país. “Tenemos un sistema que está monitorizando todas las notificaciones de muerte encefálica o muerte cerebral, que es lo que nos permite en un momento dado evaluar a ese enfermo que llega a la muerte encefálica y a partir de ahí conversar con la familia. Pensamos que la donación y el trasplante de órgano es una tarea de todos, porque están los que hacen el trasplante, los que obtienen la donación y está la familia. La familia, que al no tener una comprensión tal vez correcta de lo que significa muerte encefálica, que es la muerte de la persona, entonces aparecen los mitos”, explicó el Dr. Espinoza

Reiteró que se necesita de la ciudadanía, se necesita de la solidaridad. “Esta reunión es muy importante para que podamos entender que nuestra solidaridad como seres humanos es importante e indispensable para esta tarea. El corazón artificial sustituye por momentos nomás la falla del corazón. La que va a sustituir finalmente es otro corazón que proviene de otro ser humano. Por eso es que la comprensión de la muerte encefálica, la solidaridad de la ciudadanía y nuestro esfuerzo como médicos y el esfuerzo de los familiares también en esta tarea muy difícil es fundamental”, finalizó.

//Mspbs.gov.py.

Deja una respuesta