Fermín y Diana tomaron la decisión de unir sus vidas ante Dios en el Instituto Nacional del Cáncer (INCAN). Una emotiva ceremonia religiosa se llevó a cabo en la misma sala donde guarda internación la novia.

Una pareja decidió sellar su amor mediante una ceremonia religiosa realizada ayer, Martes Santo, en la sala de internación del INCAN, donde se encuentra la paciente. La misma viene realizando un tratamiento contra el cáncer de cuello uterino desde hace un año.

La bendición matrimonial debió realizarse días atrás, pero como la enfermedad está en una etapa avanzada y tuvo que ser atendida de urgencias por una complicación, la ceremonia pasó para el día de ayer.

El casamiento se realizó con el acompañamiento de los familiares de la pareja, además del personal médico y de enfermería. La bendición y entrega de las alianzas estuvo a cargo del padre Gustavo González.

Fermín y Diana, que tienen 4 hijos y viven juntos hace 26 años, decidieron unirse en matrimonio como una prueba más de amor y de lucha permanente juntos.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta