El joven tenía el 75% del cuerpo quemado luego de que el vehículo de su cuñado explotara con él en su interior.

Doce días de agonía soportó Marcos Daniel Insaurralde Colmán. El joven de 24 años internado en el hospital del Quemado de Areguá, falleció finalmente ayer alrededor de las 20:00, según informó su cuñado, Carlos Ananíes Penayo, a los agentes de la comisaría 37 jurisdiccional a la zona donde fue víctima de un trágico suceso el pasado 13 de julio.

Marcos Daniel había quedado con gran parte del cuerpo con quemaduras y enfrentó una tenaz lucha por sobrevivir, pero no hubo caso. Pese al gran esfuerzo médico por mantenerlo con vida, su deceso fue inevitable pues tenía al menos un 75% del cuerpo quemado, según informaron los médicos.

La tragedia ocurrió en el barrio San Antonio Ypecuru de Encarnación (Itapúa) cuando estaba en el interior del automóvil de su cuñado, un Nissan con chapa BRT 952, en el cual la familia había viajado a Posadas (Argentina) para cargar combustible y volvieron la madrugada, alrededor de las 2:30 de aquel día.

Espalda, manos y piernas fueron alcanzadas por el fuego cuando ocurrió una repentina explosión. El rostro y su pecho fueron las únicas partes de su cuerpo que no llegaron a ser afectadas por las llamas. Su pareja se salvó prácticamente de milagro, pues justo antes del hecho salió del vehículo para cambiar el pañal al bebé de ambos.

El siniestro tuvo lugar mientras la víctima bajaba del rodado algunos productos que habían comprado del vecino país. Cuando sus familiares escucharon la explosión salieron a la calle, y encontraron a Marcos en el interior del coche, pero el fuego creció rápidamente.

Inmediatamente llamaron a los bomberos voluntarios y la policía para sofocar el fuego y trasladarlo a un hospital. La víctima fue auxiliada al hospital regional y posteriormente derivada al nosocomio donde perdió la vida.

El vehículo quedó completamente quemado.

Deja una respuesta