La fiscal Vivian Coronel, de la Unidad contra abusos de menores de Ciudad del Este, ordenó la detención y prisión de un pastor evangélico, acusado por manosear a una niña de 8 años

La denuncia fue formulada por la madre de la criatura, y fue ésta quien la comentó que el “religioso” la alzó en su regazo y tocó sus partes íntimas. Fue en el momento en que ella (su progenitora) acudió brevemente a la casa de una vecina para traer algunos utensilios.

En el informe de la fiscalía se refiere que el pastor fue delatado en presencia de la madre de la niña, quien contó los detalles, lo cual generó que el hombre abandonara rápidamente la vivienda en donde supuestamente fue para “orar” por la familia. Tras la denuncia, primero en instancia policial, fue detenido y derivado a la Dirección de Policía de la capital altoparanaense.

La rápida reacción de la pequeña, en denunciar a su agresor, fue explicada por su madre, como resultado de sus sistemáticos consejos dados a la hija, en el sentido de no permitir que ninguna persona mayor la manosee.

El pastor evangélico está a disposición del Ministerio Público, que abrió un expediente para llevarlo a juicio.

Desde autoridades competentes con cuestiones de niñez y adolescencia, señalaron la importancia de educar a niñas y niños principios básicos a tener en cuenta, para hacer frente a abusos por parte de mayores.

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta