Las expresiones de la esposa de Gustavo Notario, el joven de 25 años, fallecido a causa de la fuga de amoniaco en la fábrica de Ochsi reflejan la indignación no solo de los familiares sino de la ciudadanía y los medios, ante la alevosa falta de empatía de los responsables de la empresa, quienes no solo evitaron acercarse a averiguar la situación de sus empleados heridos, sino que obligó a los que están de pie trabajar hoy de manera normal, como si no hubiera pasado nada.

En entrevista con los medios, la viuda de Notario dijo que “ellos lanzaron un comunicado diciendo que sus embutidos estaban bien, siendo que todos sus empleados estaban mal. A ellos solo les importó su embutido de mierda”.

“6 años tiene mi hija, ¿qué le voy a decir ahora? Se quedó sin papá por culpa de la irresponsabilidad de esa empresa. Quiero que se hagan responsables”, añadió.

Familiares de las demás víctimas también están indignados ante la indiferencia de los responsables de Ochsi, y afirman que en el comunicado, la empresa mintió al decir que el accidente no ocurrió en la zona de producción.

Una de las víctimas, Fernando Amarilla, está con un alto riesgo ya que los médicos le dieron solamente 48 horas de vida, a raíz de la gravedad de sus lesiones internas.

Llorando sin consuelo, la hermana de Amarilla contó que él solo tiene 23 años y un hijo de 2 y disparó contra Ochsi, “estamos mal porque la empresa no se hace cargo, no llama, no pregunta por los accidentados, aparte de eso, dicen que lo que pasó no fue dentro de la empresa”.

“Si le llego a sacar a mi hermano en un cajón de acá, mi familia y yo no le vamos a dejar de balde”, advirtió a la empresa.

//Adndigital.com.py.

Deja una respuesta