Una comitiva integrada por el Ministerio Público y la Superintendencia de Salud, allanó una clínica que operaría sin la habilitación ni autorización correspondiente desde el 2015 en la ciudad de San Antonio.

Las fiscales designadas para el procedimiento son Laura Ávalos y Gladys González, quienes estuvieron acompañada de autoridades de la Superintendencia de Salud.

Freddy López, director jurídico de la Superintendencia de Salud, mencionó en diálogo con la 1020 am que los propietarios de dicho sanatorio no cuentan con el registro de autorización para brindar servicios de salud.

“El allanamiento es a pedido de la fiscal Laura Ávalos con el acompañamiento de la Superintendencia, es una clínica que será clausurada porque no está habilitada por el Ministerio de Salud, ya que es bastante irregular”, expresó.

En ese contexto, el director señaló que la Fiscalía solicitó el allanamiento, no obstante, dijo desconocer que hecho punible se podría atribuir a los dueños, ya que de ese trabajo se encarga la agente fiscal interviniente. Sin embargo, sostuvo que al constatar que el sanatorio no se encuentra inscripto ni habilitado, se procedió al cierre del mismo.

“Es una clínica médica y nos encontramos al lado de forma paralela un consultorio o sala odontológica que le comunica a dicho sanatorio, es bastante irregular. Coincidimos (con la Fiscalía) de que esta gente no está en condiciones para ofrecer el servicio que están ofreciendo de forma clandestina desde el año 2015 aparentemente”, puntualizó.

El allanamiento se llevó a cabo esta mañana luego de una denuncia presentada por la Municipalidad de San Antonio, en atención que la clínica no tendría habilitación ni autorización para su funcionamiento. En el lugar se hallaron recetarios, y fichas medicas, en tal sentido, las fiscales solicitaron informes al Ministerio de Salud Pública

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta