La Cámara de Diputados aprobó la vuelta a la presencialidad en las sesiones pero solo para aquellos casos en los que deban tratarse juicios políticos, interpelaciones y sanciones.

La Cámara Baja convocó a una sesión extraordinaria este miércoles, en medio de la sesión ordinaria que ya estaba en curso, a fin de analizar la propuesta de modificación del Reglamento Interno.

Dicho proyecto de modificación guardaba relación con la presencialidad en las sesiones, teniendo en cuenta el contexto actual con el estudio del juicio político contra la Fiscal General del Estado, Sandra Quiñónez.

Por mayoría, finalmente los legisladores votaron por modificar el reglamento y aprobar las sesiones 100% presenciales para los procesos de juicio político, intervenciones, interpelaciones y sanciones a diputados.

Tras esta aprobación, se ha reanudado la sesión ordinaria en la Cámara Baja para continuar con el tratamiento de los demás puntos que figuran en el orden del día.

Cabe recordar que hace poco más de un mes, la Cámara de Diputados había votado por volver a modificar su reglamento interno con el fin de retomar las sesiones mixtas bajo el argumento del riesgo por el aumento de cuadros respiratorios y de COVID-19.

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta