Delincuentes irrumpieron una vivienda en Acaháy y tras reducir y maniatar a una familia se alzaron con G. 2 millones y varios aparatos electrónicos.

El hecho se produjo en la compañía Pintos de la localidad de Acaháy, en la tarde del jueves, donde delincuentes fuertemente armados ingresaron a una casa para robar. 

Los malvivientes maniataron de pies y manos a los ocupantes de la vivienda y procedieron a robar todo lo que encontraban. 

Se llevaron G. 2 millones, varios aparatos celulares y una cámara fotográfica profesional.

Deja una respuesta