Desde la Asociación Paraguaya de Enfermería (APE) manifiestan su preocupación con respecto al personal de blanco que se encuentra en la primera línea de los hospitales públicos y privados que enfrentan un aumento sostenido de casos de COVID-19 en el país.

Las cifras de contagios, internaciones y muertes genera inquietud entre las trabajadoras. “Fallecieron dos enfermeras por Covid, dos están internadas en terapia intensiva y 311 infectadas por el virus”, expresó Mirna Gallardo, titular de APE.

Gallardo señaló que ante el incremento de casos se torna alarmante la situación, ya que crece el número exponencial de pacientes. “Las camas de terapia intensiva también están casi todas ocupadas y eso es un punto que también nos tiene preocupados. Creo que la situación está a tope”, manifestó.

Lamenta nuevamente los bajos salarios que perciben a pesar del servicio que prestan al atender a contagiados. Señaló que muchas enfermeras que a falta de equipos de protección fueron infectadas con COVID-19. Recordó que toda trabajadora de la salud debe contar con los equipos de bioseguridad.

Este martes de noche se confirmaron 811 nuevos casos positivos de COVID-19 al igual que otros 13 nuevos decesos. De esta manera, la cifra de muertes por la enfermedad asciende a 552 y el total de los que se infectaron a 29.298.

// La Nación

Deja una respuesta