El agente fiscal Meiji Udagawa, de la Unidad Regional de Salto del Guairá, representó al Ministerio Público en el juicio oral contra un hombre de 38 años, quien fue acusado del hecho punible de Abuso Sexual en Niños. Las pruebas colectadas por la Fiscalía permitieron la condena de 26 años de privacidad de libertad, tras ser hallado culpable del abuso sistemático que sufrió su hija biológica.

La causa fue iniciada en diciembre de 2019, tras la denuncia presentada por la madre de la víctima. La denunciante señaló que fue alertada por su madre sobre las molestias que sufría su hija en sus partes íntimas, incluso la niña no podía sentarse debido a los dolores que manifestaba. Finalmente la menor dijo a su madre lo que ocurría cuando ella iba a trabajar o al mercado. El padre abusaba de ella desde que contaba con 9 años. El hombre también llevaba a la niña a zonas boscosas.

La última vez fue en fecha 10 de diciembre del año 2019, cuando el ahora condenado llevó a su hija a una obra en construcción donde nuevamente la sometió sexualmente, ocasión en que la víctima quiso gritar por el dolor y su padre la golpeó y tapo la boca, mientras abusaba de ella.

El Tribunal de Sentencia fue integrado por los magistrados Hugo Medina, Sofía Jiménez y Bonifacio Ríos.

Deja una respuesta