En un asalto callejero cuatro delincuentes despojaron de su motocicleta a una mujer. El desenlace fue la detención de los maleantes. Ocurrió en la ciudad de Capiatá.

En el barrio Puerta del Sol de Capiat{a, los delincuentes que iban en dos biciclos interceptaron a la víctima, quien no opuso resistencia. Pero la mala suerte jugó en contra de los malvivientes, ya que al cabecilla del grupo se le cayó el celular, sin que se diera cuenta.

La mujer asaltada recogió el teléfono móvil y fue a la comisaría zonal, en donde denunció el atraco y puso a disposición el celular caído de uno de sus victimarios.

A partir de allí, los intervinientes prepararon la trampa para detectar al asaltante. En un momento de la espera, este escribió un mensaje a su número, ofreciendo 300.000 guaraníes de recompensa por la devolución de su apreciado aparato.

Los agentes fueron hasta el sitio pactado para entregar el móvil y “cobrar la recompensa”. El incauto maleante, al intentar concretar la operación fue rápidamente reducido por el supuesto comprador, ayudado por otros camaradas que estaban de incógnito en el lugar.

En el operativo detuvieron al dueño del celular caído, quien resultó ser el suboficial Robert Cardozo Oviedo (23), y a sus cómplices Pedro Iván Brizuela Paredes (22), Éver Julián Villalba (18) y Ezequiel Martínez Acosta (18).

Cuando “apretaron” al policía detenido, preguntando dónde se encontraba la moto robada, el interrogado dio la dirección de su casa. Fueron hasta allí, en donde el padre del agente señaló que sabía dónde guardó el biciclo fruto del asalto, y así se recuperó el bien robado.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta