La víctima tenía 8 meses de edad y llegó muerta al Hospital Regional de Ciudad del Este.

Federico Schrodel, director del Hospital Regional de Ciudad del Este, pidió a la ciudadanía a recurrir a cualquiera de los puestos de salud para evitar la mortandad infantil. La bebé de 8 meses que falleció el domingo tenía que tomar casi un cuarto de litro de remedio yuyo por día, recetado por un médico empírico, según el profesional.

Sus padres son un joven de 22 años y una adolescente de 17 años, sin documentos de identidad, quienes viven en un asentamiento del barrio San Miguel de Ciudad del Este. La beba tampoco tenía cédula, ni nombre, según el reporte de la Policía.

Los papás dijeron a la pediatra de guardia que hacían cinco días de que la bebé tenía diarrea, cuando fueron al Hospital Regional en la madrugada del domingo y se constató que llegó sin vida.

Durante los últimos tres días la llevaron a un médico naturalista, quien le preparó una infusión, y su salud empeoró.

El director del Hospital Regional señaló: “Estamos viendo muchísimos casos virales y sobre todo niños menores de 5 años. La causa principal es el rotavirus que lleva muy rápido a los niños a la deshidratación, es muy triste ver la pérdida de un paraguayo por vómito y diarrea”, comentó. El tratamiento inicial es el suero, mientras se determina si la causa es bacteriana o virósica para recibir el protocolo de tratamiento.

También sostuvo que en esta época del año hay más casos de descomposición de alimentos.

Una señal de alarma es cuando los niños defecan más de cinco veces por día; los vómitos o diarreas provocan deficiencias en el organismo y pueden llevar rápidamente a la deshidratación e incluso a una infección generalizada.

El doctor refirió que muchas veces también incide la falta de educación de los padres y el acceso a los centros asistenciales si se encuentran alejados del centro urbano.

//Extra.com.py.

Deja una respuesta