Desde el Hospital Regional de Coronel Oviedo reportan aumento de consultas por casos de herpes bucal en niños, por lo que piden extremar cuidados al momento de compartir vasos, cubiertos, bombillas y otros, que son la principal forma de contagio.

El herpes bucal (también llamado ampolla febril o herpes oral, entre otros) comienza como pequeñas ampollas que se forman alrededor de los labios y la boca. A veces también aparecen en el mentón, las mejillas y la nariz.

El herpes bucal es sumamente contagioso. Puede contagiarse a través de la saliva, contacto piel con piel o al tocar un objeto anteriormente manipulado por alguien infectado por el virus.

Deja una respuesta