Una beba de solo cuatro meses fue atendida de manera urgente en el Hospital Regional de Coronel Oviedo, departamento del Caaguazú, por un cuadro de deshidratación. La pequeña estaba siendo tratada por parte de un médico naturalista.

Durante la jornada del viernes 20 de noviembre, funcionarios de la Densa Pública Especializada en la Niñez y Adolescencia de la ciudad, intervinieron sobre el caso de una niña de apenas cuatro meses quien se encontraba precisando de una atención urgente por un cuadro de deshidratación.  

Según los datos, los intervinientes recibieron la denuncia a través de una llamada telefónica realizada a la lía 147 Fono Ayuda.

El procedimiento estuvo a cargo de la defensora pública, Lorena Aranda, quien constató que la beba se encontraba necesitando de atención urgente por parte de profesionales médicos, ya que presentaba un cuadro de deshidratación severa. La niña estaba siendo tratada por parte de un médico naturalista.

Desde la Defensoría Publica se realizó la advertencia a los padres, quienes se comprometieron a seguir las instrucciones por parte de los profesionales médicos.

Deja una respuesta