El aplazo masivo de aspirantes a cargos de magistrados y fiscales, revela deficientes resultados de instituciones universitarias encargadas de generar profesionales del derecho.

De 439 que se presentaron para cargos de jueces y agentes fiscales, apenas 19 lograron superar las pruebas de conocimientos generales y específicos del área judicial. La “excusa” común de los que no lograron superar los exámenes, es que las preguntas estaban estructuradas de manera muy dificultosa.

Sin embargo desde el ámbito del Consejo de la Magistratura, encargado de plantear los puntos de los exámenes, señalaron que los mismos fueron totalmente ajustados a lo que habitualmente se utilizan en los exámenes para admisión a instancias laborales del sector.

El episodio de aplazos masivos en instancias de requerimientos de alta preparación intelectual, tiene muchos antecedentes con aristas negativas en cuanto a excelencia.

Para acceder a los cargos en cuestión, se requería la conversión de 150 puntos, y la gran mayoría (95 % ) no llegó ni siquiera a 105, lo que determinó el “lamentable” resultado.

En años anteriores hubo igualmente resultados académicos de aspirantes, calificados como “deplorables” por educadores universitarios, en este caso relacionados al derecho.

La poca, y en algunos casos nula preparación de universitarios que exhiben, se conecta al escándalo surgido hace poco con el tena de los miles de títulos falsos expedidos por universidades denominados de garaje. Según un primer estudio del Ministerio de Educación y Ciencia sobre el problema, reveló la detección de más de 1.500 títulos emitidos con contenidos falsos.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta