Adolfo Ortega, jefe de Relaciones Públicas de la Dirección Nacional de la Patrulla Caminera, habló sobre el “operativo verano” que se iniciará este domingo 30 de octubre y se extenderá hasta el próximo 26 de febrero del 2023, principalmente en las ciudades con mayor afluencia como San Lorenzo, Capiatá, Itauguá, Areguá, Itá, Yaguarón, Carapeguá, San Bernardino, Luque, Encarnación, entre otras.

En el procedimiento participarán más de 600 agentes de la institución en rutas nacionales desde pasado mañana e incluirá la festividad de Caacupé y las fiestas de fin de año. El objetivo de los uniformados será garantizar la seguridad vial, ordenando y agilizando el tránsito en la red vial de las rutas nacionales, según el inspector general Ortega.

“Estamos distribuidos en jefaturas de zonas, destacamentos y donde se requiera la cantidad, nos abocamos a cuidar, atender, ordenar y agilizar el tránsito en toda la red vial de la República. Estamos 600 inspectores, entonces nos abocamos a cuidar todos los detalles”, expresó Ortega esta mañana en contacto con 1000 AM.

Durante los controles, los agentes de tránsito controlarán la velocidad, luces reglamentarias, realizarán pruebas de alcotest y sancionarán conductas que atenten contra terceros. “Como todo conductor es obligación tener la licencia de conducir al día y la habilitación municipal al día”, dijo Ortega.

El horario de control será de 4:00 a 23:00 de lunes a jueves y estos controles serán intensificados en horarios de la noche, donde se implementarán las pruebas de alcoholemia. En tanto que los viernes, sábados, domingos y feriados más inspectores saldrán a las calles para sumarse a los controles tanto en la salida como entrada de la capital y Central.

//Lanacion.com.py