Trump lanza nuevas advertencias a China en plena guerra comercial

Trump lanza nuevas advertencias a China en plena guerra comercial

Indicó al mandatario chino que no deje pasar el tiempo esperando que el año que viene gane un demócrata y poder así negociar con ventajas. El estadounidense asegura que será reelecto.

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió a China que, si no llega a un acuerdo comercial con EEUU ahora, les resultará “mucho peor” negociar otro tratado en un eventual segundo mandato bajo su cargo.

“Creo que China sintió que estaban siendo golpeados tan duramente en la reciente negociación, que podrían esperar a las próximas elecciones, en 2020, para ver si tienen suerte y gana un demócrata, en cuyo caso continuarían estafando a EEUU por 500.000 millones (de dólares) al año“, tuiteó.

“El único problema es que saben que voy a ganar (los mejores números de economía y empleo en la historia de EEUU y mucho más) y el acuerdo será mucho peor para ellos si tiene que negociarse en mi segundo mandato. Sería sabio de su parte que actúen ahora, pero les encanta sumar GRANDES ARANCELES!”, agregó.

Los comentarios llegan tras dos días de conversaciones entre Washington y Pekín, que terminaron el viernes sin acuerdo, pero tampoco con una ruptura inmediata, lo que ofreció un atisbo de esperanza en que aún puedan encontrar una manera de avanzar.

Más temprano el sábado, el mandatario había tuiteado que las empresas podrían evitar fácilmente los costos adicionales de las importaciones, al producir bienes en EEUU.

“¿Una forma tan fácil de evitar los aranceles? Hagan o produzcan sus bienes y productos en Estados Unidos. ¡Es muy simple!”, sostuvo.

Trump ha acusado a China de no cumplir con sus compromisos en las negociaciones comerciales que ambos países mantienen desde hace meses, y el viernes aumentó aranceles punitivos. Con esa decisión, EEUU elevó del 10 al 25% los aranceles a productos chinos valorados en USD 200.000 millones.

Trump ordenó luego un aumento de aranceles en casi todo el resto de las importaciones de la segunda mayor economía del mundo, por un valor de 300.000 millones. Cumplir esa orden del presidente demorará meses.

Washington quiere que Pekín refuerce sus normas de protección de la propiedad intelectual, recorte sus subsidios a las empresas estatales y reduzca el enorme déficit comercial que mantiene con Estados Unidos. // UltimaHora

Share