Un millonario perjuicio, aún no cuantificado, causó la tormenta que cayó en la medianoche del domingo y la madrugada de este lunes en la zona oeste del Alto Paraná, abarcando localidades como Yguazú, Juan León Mallorquín y Juan Emilio O´Leary. Fuertes vientos y granizada destrozaron lo que encontraron a su paso, incluyendo techos de viviendas y cultivos de temporada.

Los principales afectados son los productores hortigranjeros, que tenían cultivos de tomates y locotes, entre otros.

Daños en plantaciones, destrozos en medias sombras e invernaderos se registraron en varios sectores, conforme con los datos preliminares recabados. Los vientos fuertes también afectaron al servicio de la Administración Nacional de Electricidad.

El intendente de Juan León Mallorquín, Elvio Coronel, hizo un llamado a través de la web oficial a los pobladores para que puedan acudir a la entidad e inscribirse, de manera a recibir asistencia de Emergencia Nacional y la Gobernación departamental.

El ingeniero Lucio González, productor de Yguazú, afirmó que muchos de los asociados sufrieron pérdidas importantes en sus instalaciones y cultivos, especialmente los que residen en los distritos de Mallorquín y O´Leary, donde hubo granizada. En el caso de Yguazú, fue afectado por vientos fuertes con lluvias y el daño es menor.

El profesor Guido Calderón señaló que solamente en uno de los comités de hortigranjeros, la pérdida sería de unos G. 150 millones solo en instalaciones.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta