Cuatro funcionarios del Programa Tekoporã fueron desvinculados del Ministerio de Desarrollo Social, aparentemente porque el Gobierno pretende ubicar a hurreros del oficialismo en esos puestos.

La medida se dio hace días en la ciudad de Itakyry, donde los despidos son constantes, y lo peor de todo es que cada situación obedecería, según la denuncia, a una persecución al no comulgar con los candidatos del oficialismo.

El periodista Gustavo Galeano, corresponsal de Nación Media en Alto Paraná, reportó que los rajados fueron identificados como Carmen Aguayo, coordinadora distrital, y los guías familiares Roque Acosta, Laura Cáceres y Sandra Soria.

Aguayo comentó que hace ocho años está en la institución pública y que ahora por cuestiones políticas es sacada de su trabajo. “Tantos años de trabajo, nos merecemos al menos una justificación por la desvinculación, cuál es el motivo”, indicó.

La mujer expresó su tristeza porque tanto ella como sus compañeros estaban a paso de ser nombrados en la institución en el marco de la desprecarización laboral. “Pisotean nuestra dignidad, derechos laborales, no es justo porque están manejando así, dando el gusto a unos políticos para dar cargos”, puntualizó.

Deja una respuesta