Un grupo de periodistas se moviliza por la mañana de este miércoles en Pedro Juan Caballero exigiendo mayor resguardo policial para poder ejercer sus labores en una de las zonas más peligrosas del país en el departamento de Amambay, luego del asesinato de Humberto Coronel, de 33 años, víctima de un sicario ayer cerca de las 13:30.

Los trabajadores de prensa solicitan garantías para poder trabajar en sus respectivos medios de prensa y manifiestan que no solo temen por sus vidas, sino también por las de sus familiares ante el avance de grupos criminales que operan y responden a la mafia instalada en la zona.

“De temer, sí tememos por nuestra vida, pero porque detrás de nosotros hay una familia. Antes de esta conferencia dialogamos con los colegas y dijimos que vamos a ser prudentes con lo que vamos a decir”, expresó Marcio Sánchez, esta mañana, en contacto con el canal Telefuturo.

Movilización del SPP
Para este miércoles fueron convocadas diversas movilizaciones en reclamo de justicia para el periodista asesinado, entre ellas una prevista para las 9:00 frente al Ministerio del Interior ubicado sobre la calle Chile en Asunción por parte del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP).

Ayer, el comandante de la Policía, Gilberto Fleitas, ordenó el traslado de un Grupo Especializado, encabezado por el subcomandante Baldomero Jorgge, para coadyuvar en la investigación del caso. Sin embargo, hasta el momento no se cuenta con una evidencia clara ni dato alguno que lleve a dar con el autor del crimen de Coronel.

El trabajador de prensa fue asesinado a tiros frente a radio Amambay 570 AM, ubicada sobre las calles 14 de Mayo casi Cerro León, en la ciudad de Pedro Juan Caballero. Luego el sicario huyó del sitio a bordo de una motocicleta y hasta el momento no se cuenta con mayores datos sobre su identidad.

Trabajadores de prensa señalan a la Policía Nacional como responsable de la falta de protección a periodistas que antes recibieron amenazas y aseguran que varios comunicadores continúan sin contar con la custodia adecuada por parte de los uniformados.

Coronel y otro trabajador de prensa Gustavo Báez Sánchez recibieron amenazas ya el pasado 10 de junio, cuando este último encontró en el portón de su vivienda una cartulina que tenía el siguiente mensaje en portugués: “Sabe muitas cosas vamos ir apagando a que sabe muito Gustavo Umbertito” (Saben muchas cosas vamos a ir apagando a quien sabe mucho Gustavo Humberto).

//Lanacion.com.py

Deja una respuesta