Un padre denuncia que desde hace siete años no puede ver a sus dos hijas debido a un serie de maniobras que realizó en el Fuero del Menor su ex esposa.

Este caso se inició en el 2014 cuando el padre de dos menores decidió poner fin a su relación con su pareja. La mujer presentó en el 2015 una demanda por prestación alimenticia y solicitó la suma de G. 18 millones y que se le otorgue al padre una visita de una vez cada quince días con la supervisión de una trabajadora social.

El juzgado sin embargo resolvió que el monto destinado a las menores sea de G. 2 millones y las visitas sean de tres veces a la semana sin supervisión. Esta decisión fue la que derivó en una serie de denuncias contra el papá de las niñas que en ese entonces tenían un año y cinco.

La primera denuncia presentada por la mujer fue de violencia doméstica, en la que señalaba que su ex pareja pese a estar separados le seguía golpeando, esta investigación terminó en una desestimación.

En luego se presenta otra denuncia de violencia, pero esta vez contra el abuelo de las criaturas, que tampoco prosperó. La tercera denuncia fue de maltrato infantil contra las niñas, que tampoco llegó a una imputación.

Finalmente en el 2017 se presenta una denuncia por abuso sexual de menores contra el padre, que todavía prosigue. Mientras se daban todas estas denuncias el régimen de relacionamiento entre el padre y sus hijas se cortó, a la fecha el hombre lleva siete años sin poder ver a sus niñas.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta