Los test se basan en la detección de antígenos (proteínas virales) en el cuerpo y se usarán para casos sospechosos leves o ambulatorios. 

El Ministerio de Salud adquirió un lote de 250.000 kits de pruebas rápidas para detectar el COVID-19 a través de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Los mismos examinan si una persona está infectada en el momento, utilizan muestras obtenidas con hisopos nasofaríngeos, en las que luego se analiza la presencia de proteínas del virus (antígenos), cuyos resultados se obtienen en un plazo de 15 a 30 minutos.

Las personas con síntomas como fiebre, dolor de cabeza, rinorrea, pérdida de olfato y del gusto, fatiga o malestar general podrán hacerse la prueba y contar con el resultado en menos de una hora. La implementación de este método es eficaz para acordonar al virus, mejorar el rastreo de contactos y el autoaislamiento para cortar la cadena de transmisión. 

“Los test deben ser utilizados solamente en aquellos pacientes que ya tienen síntomas, no para aquellos que tuvieron contacto de riesgo y no presentan síntomas.  Es importante también mencionar que estas pruebas son muy cercanas al test de preferencia, al ideal, que es el PCR; pero, sobre todo, es importante comprender que las pruebas rápidas no van a remplazar al PCR, sino que van a complementarlas, explicó el ministro de Salud.

Insistió además en no bajar la guardia e implementar las medidas indispensables para evitar los contagios: lavado de manos, uso de mascarillas y distanciamiento físico, además de evitar las aglomeraciones. 

El objetivo del uso de esta herramienta es brindar la oportunidad del diagnóstico de COVID-19 en los establecimientos de la Atención Primaria de la Salud (APS), donde se distribuirán los kits para contribuir al control de la transmisión comunitaria y al acceso a la atención.

“Este día es de trascendencia porque marca un hito en la forma en que Paraguay aborda la oportuna detección del COVID-19: reducir la transmisión está determinada en el tiempo y en la rapidez en que logramos descubrir los casos, aislarlos y tomar las medidas sanitarias correspondientes, con el apoyo del personal de blanco que saldrá a las comunidades para este menester”, refirió el Dr. Roberto Escoto, representante de la OPS/OMS en Paraguay.

Las pruebas rápidas contribuyen a reducir la cantidad de muestras que se enviarán al Laboratorio Central, además de mejorar la detección de casos confirmados, lo que a su vez influirá sobre el aislamiento, el rastreo de contactos y permitirá una mejor implementación de las medidas de salud pública. 

Los profesionales expertos del Laboratorio Central se encargarán de capacitar al personal de salud de las Regiones Sanitarias, Hospitales de contingencia y USF en el uso del kit de pruebas con antígenos. 

La inversión del país para la adquisición de este lote llega a los 1.400.000 dólares a través del Fondo Rotatorio de la OPS.  

Deja una respuesta