Este servicio empezó a operar desde el 27 de diciembre último, tras una larga espera. Con esto, ya no se recurre –como antes– a los traslados. Tres pacientes que tuvieron el alta fueron por dengue.

Una veintena de niños y niñas salvaron sus vidas desde que se puso en funcionamiento la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatal y Pediátrica del Hospital Regional de Ciudad del Este.

Del 27 de diciembre pasado a hoy, un total de 20 niños y niñas atendidos en el esperado pabellón infantil obtuvieron el alta médica.

Del total, tres corresponden a niños que tuvieron dengue, por el otro se confirman dos fallecimientos.

Se trata de un servicio que fue habilitado un poco antes de la pandemia del Covid-19 y funcionó con una autorización provisoria.

Este servicio se clausuró cuando el Gobierno Nacional puso fin al estado de emergencia sanitaria, con lo cual quedó sin efecto la autorización provisoria.

Para lograr una definitiva, la estructura, financiada y equipada por la comuna local, bajo la administración del intendente Miguel Prieto, requería una inversión superior a G. 1.000 millones.

En ese entonces, desde el Ministerio de Salud Pública salieron a declarar que no contaban con ese dinero.

La necesidad del servicio se hizo evidente y creciente. Incluso, se dieron varios casos de muertes de niños por falta de terapia intensiva.

El jefe comunal fue blanco de duras críticas calificado de mentiroso por habilitar un servicio que al poco tiempo quedó clausurado.

Esto desató una guerra entre Prieto y los directivos del Hospital Regional. En medio de esta disputa, organizaciones civiles se involucraron hasta que finalmente se reunieron los fondos y se logró completar las reformas necesarias para habilitar este servicio.

DENGUE. El doctor Federico Schorel, director del referido centro médico público, expresó que el servicio ha cumplido ya más de un mes de funcionamiento y que ha salvado vidas.

Expresó su alegría porque se trata de un servicio que fue habilitado después de mucha lucha.

“Por todo el esfuerzo que se hizo. Pudimos hacer también un lugar donde pueden estar los familiares con un jardín enfrente. Estamos arreglando toda la parte de los alrededores. Con esto se suman 6 camas más al sistema de salud. Sabemos que la UTI tanto neonatal como pediátrica es una necesidad en todo el sistema de salud de nuestro país”, señaló.

De los 20 pacientes que tuvieron alta, tres corresponden a cuadros de dengue. “Sabemos que esta variante que está circulando afecta sobre todo a niños. Estamos viendo pacientes, niños sobre todo, que vienen con signos de alarma, con dolores abdominales, que llegan ya con un estado de deshidratación. Estos tres niños en edad escolar pudieron salir de alta”, expuso.

Con relación a las causas que motivan el ingreso de niños al servicio, precisó que son prematuros.

“Son sobre todo la prematurez extrema es una de las causas. Vemos que de cada 10 pacientes 6 son pacientes neonatales que va de 1 a 28 días”, apuntó.

CERCA DEL PICO. Con respecto a las consultas en general, manifestó que en lo referente a dengue, en las últimas semanas se ha duplicado, con más de 200 casos positivos, un caso de chikungunya y cuatro positivos para covid-19 durante el mes de enero.

Indicó que se está a las puertas de tener el pico más alto en Alto Paraná, lo cual se ve reflejado en las últimas notificaciones.

“Según este ritmo, a mediados o finales de febrero tendríamos nuestro pico más alto. Esa es la proyección que tenemos. La cantidad de consultas que tenemos por síndrome febril agudo se ha duplicado. No tanto las internaciones”, expresó

El director médico refirió que actualmente tenemos seis pacientes internados en el pabellón destinado exclusivamente para este tipo de pacientes.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta