Las dos víctimas de la caída del tobogán en Encarnación ya están fuera de peligro y en Terapia Intermedia, según el director del Hospital Regional. Ambos heridos fueron trasladados a una clínica privada a pedido de los dueños de la estructura que cayó.

Los dos jóvenes que resultaron con heridas tras el incidente, Liana Pissurno (23) y César Gaona (34), se encuentran ya fuera de peligro, afirmó el Dr. Néstor Vera, director del Hospital Regional de Itapúa. “Los dos siguen en observación. El hombre será dado de alta muy pronto y no requerirá tratamientos, además de algunos controles por consultorio”, aseguró.

No obstante, la joven de 23 años, quien presenta múltiples fracturas en zona de la cadera y la columna, tendrá que ser revisada por un especialista que determinará qué tratamiento deberá seguir. “Una lesión de este tipo generalmente requiere un control evolutivo y permanente, a largo plazo. Sin embargo, no corre riesgo de perder la movilidad porque los golpes tampoco fueron muy graves. El especialista determinará cuál será su tratamiento”, explicó el médico.

El accidente ocurrió a las 20:00 del sábado. Aparentemente, el fuerte viento causó que el tobogán cayera y se soltarán las cuerdas que lo sujetaban, dejando varios heridos leves y dos graves, quienes son los que siguen en tratamiento. Según el Dr. Vera, ambos jóvenes fueron trasladados a un sanatorio privado a pedido de los propietarios del inflable y de seguro serán dados de alta en los próximos días./Abc color.