Una multitud esperó en las calles el paso de la caravana que acompañó al cardenal Adalberto Martínez, para saludarlo y darle la bienvenida al país. La feligresía católica celebró con gran emoción ese momento.

Desde que el primer cardenal Adalberto Martínez pisó suelo paraguayo fue recibido con alegría y emoción por una multitud, que esperó su llegada al país desde horas de la madrugada.

Una importante cantidad de feligreses, religiosos y allegados recibieron a su eminencia en el Aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi. El mismo efecto se vivió en las calles, donde había personas esperando el paso de la caravana.

El cardenal junto a una comitiva fue trasladado en un bus panorámico hasta la catedral Metropolitana, cruzando por la autopista Silvio Pettirossi, San Martín, avenida Mariscal López, Brasil, avenida España, Manuel Gondra y Mariscal López.

Mucha gente lo esperó en algunos puntos de este itinerario para poder saludarlo con globos, pancartas, carteles y banderas. Adalberto Martínez trató de corresponder a cada gesto, saludando y bendiciendo con la mano.

Pese al largo trayecto, el religioso se mostró muy complacido y feliz por el acompañamiento de la delegación paraguaya y por todo lo vivido en la Vaticano. Durante su reciente llegada agradeció a todos y expresó que el encuentro con el Papa Francisco fue muy gratificante.

Adalberto Martínez es el primer cardenal paraguayo de la historia del país. El sábado pasado fue investido por el Sumo Pontífice con el cargo honorífico.

En la Catedral Metropolitana, donde realizó su primera misa como su eminencia cardenalicia y en la que participaron autoridades nacionales, también lo aguardó una gran cantidad de feligreses.

En la explanada del templo se realizó previamente un festival artístico.

El Arzobispado de Asunción organizó un recibimiento especial para el cardenal Adalberto Martínez esta jornada.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta