Martin Soel fue despedido en un emotivo acto este martes en el cementerio Jardín de la Paz de Coronel Oviedo, donde los familiares y amigos mandaron globos al cielo.

El niño de 1 año fue sometido a una intervención quirúrgica el lunes en el Hospital de Acosta Ñu, y no resistió. Los padres estaban esperanzados en conseguir salir de esto, al igual que la pequeña Nahiara.

Martín Soel estaba internado en Terapia Intensiva del hospital pediátrico y, a causa de su estado delicado, tenían programado instalarlo a un corazón artificial para ganar más tiempo a la espera de un donante.

El kit para el corazón artificial procedente de Berlín, Alemania, no pudo llegar por un problema de tránsito en Madrid, España, por un problema de conexión de la compañía aérea.

Deja una respuesta