El economista José Luis Rodríguez Tornaco tildó de tremenda irresponsabilidad la inacción del Gobierno paraguayo, ante la falta de medidas y acciones urgentes para evitar que toneladas de cocaína sigan pasando por nuestro país rumbo a Europa.

En entrevista con el canal GEN / Nación Media, el economista José Luis Rodríguez Tornaco sostuvo que Paraguay consiguió posicionarse en el mercado internacional como un país productor de alimentos. Fue así que en la actualidad es el quinto mayor exportador de soja y séptimo en carne.

Sin embargo, subrayó que las constantes contaminaciones de los contenedores con drogas para enviar al extranjero ponen en riesgo “la marca país de exportador de alimentos”.

El último caso fue la incautación de 653 kilos de cocaína procedente de Paraguay en el extranjero. El cargamento incautado en la ciudad de Montevideo, Uruguay, está valuado en US$ 24,5 millones. La droga estaba camuflada con carne que tenía como destino final Rusia, con escala en Bélgica.

Rodríguez Tornaco precisó que nuestro país exporta 240 mil toneladas de carne, lo cual genera un ingreso de 1.250 millones de dólares a la economía paraguaya. Y argumentó es esto que está en serio riesgo por culpa de la inacción del Gobierno para implementar medidas que detengan las contaminaciones de los contenedores. Recordó además que la pérdida de mercados en el pasado, que se había dado por un brote de aftosa, resultó muy perjudicial, por lo que de ocurrir algo parecido, sería tremendamente peligroso.

Es preocupante porque Paraguay no es productor de cocaína y por lo tanto ingresa por algún medio. Esos medios deben estar controlados por el Poder Ejecutivo. Esto muestra que los cargamentos de droga permean el control de las autoridades, llegan a algún sitio de acopio y eso se introduce en los contenedores, pero recién caen en países extranjeros. Acá falta sanear los pasos”, arguyó.

El entrevistado reconoció que todas las autoridades tienen responsabilidad en la exportación que hacen los narcos, pero lamentó que hay cero autocrítica del presidente Mario Abdo Benítez. “Que caiga droga en Uruguay no es culpa de un enemigo político. Es muy triste esta situación, porque se termina reduciendo el debate a una cuestión política, cuando lo que se debería debatir es una solución para sanear este problema. Si la cabeza pierde la vergüenza, lógicamente el resto del cuerpo pierde el respeto”, arremetió.

DiarioHOY.com.py

Deja una respuesta