Desde la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCM-UNA) destacan los trasplantes que fueron realizados de manera exitosa en los últimos años, brindando la oportunidad a varios pacientes de acceder a una nueva oportunidad de vivir.

En la fecha recibieron el alta las dos trasplantadas renales de donantes vivos relacionadas que, gracias a sus hermanas y el amor de familia, actualmente pueden mejorar su calidad de vida. Así también, hoy estuvo por el Hospital de Clínicas el último trasplantado renal de donante cadavérico para someterse a su último control.

Gabriela, oriunda de Encarnación, expresó que la decisión de su hermana de ser su donante lo resume en puro amor y agradecimiento. “Todos los días le demuestro que le estoy muy agradecida por el apoyo que me dio. Desde el primer día me dijo sí y, sin dudar, me acompañó en todo momento hasta llegar a la cirugía”.

Por su parte, Patricia, la otra trasplantada renal que va de alta, oriunda de Caaguazú, mencionó estar muy agradecida también con su hermana al darle la oportunidad de mejorar su calidad de vida. “A partir de hoy vuelvo a nacer. Eterna gratitud a mi hermana y a todos los que me apoyaron desde un primer momento”.

Cada trasplante implica mucha responsabilidad y el logro del procedimiento quirúrgico se ve manifestado a través de la buena evolución del paciente, que con mucha emoción recibe el alta médica. Este hecho se vuelve gratificante para todo el equipo de Trasplantes de Órganos y Tejidos de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA-Hospital de Clínicas, que ve las expresiones de agradecimiento y gentileza por parte de los trasplantados.

Desde la reactivación del programa de trasplantes de órganos y tejidos se han realizado 152 trasplantes renales y se tuvieron 69 donantes cadavéricos. En lo que va del año 2022, se concretaron 13 trasplantes, 8 de donantes cadavéricos y 5 de donantes vivos.

El Prof. Dr. Agustín Saldívar, jefe del Departamento de Trasplantes de Órganos y Tejidos de la FCM-UNA, mencionó que la palabra trasplante implica una mejoría en la calidad de vida de la persona trasplantada. Asimismo, engloba el compromiso de un gran equipo humano, tanto de la Facultad de Ciencias Médicas como del Hospital de Clínicas y el Ministerio de Salud a través del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAN).

“El trasplante de órganos y tejidos es un milagro, tanto para la persona que recibe el órgano como para el donante de órganos, que a través de ese gesto da oportunidad a la otra persona de mejorar vida”, expresó. Por su parte, el jefe del Departamento de Nefrología de Adultos, Prof. Dr. Fernando Daponte, valoró la importancia del apoyo institucional a pesar de las dificultades –sobre todo de índole presupuestaria y de recursos– que se tuvieron desde el inicio del programa de trasplantes.

//Lanacion.com.py.

Deja una respuesta