Desde la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa) persisten en alertar sobre el riesgo del uso de medicamentos destinados al tratamiento de la diabetes para bajar de peso. Pueden causar reacciones, entre ellas la ceguera.

Desde el año pasado está vigente la alerta sobre el uso de Ozempic, que ingresaba de contrabando desde Clorinda, Argentina, aprovechando la diferencia de precios.

Con el encarecimiento bajó la amenaza de consumo, pero hay otras opciones similares como Wegovy, que se debe aplicar con prescripción médica.

El director de Dinavisa, Jorge Iliou, explicó en NPY que Ozempic es un medicamento indicado para pacientes con diabetes, pero que las personas lo mal utilizan para bajar de peso.

Una alternativa que se usa es el medicamento Wegovy, que tiene el mismo principio activo, pero con una dosificación diferente.

Este último es para tratar la obesidad, pero desde el punto de vista patológico luego de consultar con un endocrinólogo.

Ambos medicamentos tienen prescripción médica y actualmente no se venden en las farmacias paraguayas.

Iliou comentó que recientemente salió una investigación que afirma que los cánceres asociados a la obesidad reducen su tasa de aparición con la aplicación de este medicamento, pero al mismo tiempo produce un tipo de ceguera rara, es decir, que aparece en muy pocos casos. Aparentemente, estos efectos son reversibles.

“Alertamos a la población que ningún medicamento se utilice sin prescripción médica; primero hay que consultar con un especialista para ver si esa persona es un paciente indicado para poder administrarse una medicación determinada, porque todos los medicamentos tienen reacciones adversas”, expresó.

Insistió en las consultas con especialistas antes de consumir cualquier medicamento con prescripción, debido a que una mala administración puede causar calambres intestinales y gastrointestinales severos. Además, se tiene conocimiento de falsificaciones en Europa.

Pueden llegar a causar calambres intestinales; y si bien producen saciedad al paciente, al dejar de consumir estos medicamentos vuelven las sintomatologías. Una mala administración puede llegar a causar molestias intestinales y gastrointestinales severas, además de problemas cardiovasculares.

Dinavisa trabaja en conjunto con la Superintendencia de Salud en las inspecciones, teniendo en cuenta que esta última se encarga de controlar el ejercicio de la profesión de médicos, que, por ejemplo, aplican Botox, los cuales deben pertenecer a la rama de la cirugía estética.

//Ultimahora.com.

Deja una respuesta