La depresión es un trastorno mental que va en aumento en Paraguay y el mundo. Puede llegar a ser severo por lo que podría derivar en la toma de decisiones extremas como el suicidio debido al impacto en la calidad de vida que experimentan las personas que lo padecen. 

Esta enfermedad o trastorno mental se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento, pérdida de interés en actividades placenteras, dificultades en la concentración, dificultades para conciliar el sueño o aumento en las horas de sueño. Todo esto persiste en el tiempo al menos dos o más semanas,

Así también, puede estar presente en la depresión: dolores en el cuerpo, irritabilidad, ideas de querer morir. Por lo que se recomienda la consulta con un profesional ante la aparición de alguno de estos síntomas de manera tal a empezar un tratamiento oportuno.

La directora de Salud Mental del Ministerio de Salud, Mirtha Rodríguez aclararó que no solo la medicación es importante sino también el tratamiento psicoterapéutico en caso de situaciones críticas o leves.  Explicó además que, no solamente el cuadro depresivo conduce al suicidio, sino también otros trastornos como la bipolaridad, trastornos de ansiedad, el trastorno por estrés postraumático, los trastornos de la conducta alimentaria. Asimismo, personas en situaciones de violencia y maltrato. Por ello reiteró la necesidad de asistir a una intervención de la salud para evitar un desenlace fatal.

¿Cómo ayudar a una persona con depresión?

1. Expresar claramente que quieres ayudarla, y preguntar cómo puedes hacerlo.

2. Escucharla sin juzgarla. 

3. Recabar información sobre la depresión.

4. Animarla a solicitar ayuda profesional cuando sea posible. Ofrecéte a acompañarla a la cita médica.

5. Si le recetan medicamentos, ayudarla a que tome de la manera prescrita. Tener presente que, la persona con depresión suele tardar algunas semanas en ir sintiéndose mejor.

6. Ayudarla con las tareas cotidianas y a seguir pautas regulares de alimentación y sueño.

7. Animarla y acompañarla, incluso, a hacer deporte regularmente y a participar de actividades sociales.

8. Si la persona piensa en hacerse daño a sí misma o ya se autolesionó intencionalmente, no la dejes sola. Quitá de su alcance medicamentos, objetos afilados y armas de fuego. Acompáñala a consultar a un servicio de urgencias. 

9. Cuídese también usted. Procura buscar formas de relajarte y seguí haciendo las cosas que te gustan.

Deja una respuesta