Familiares de un niño de 7 años denuncian una supuesta negligencia médica luego de que el menor haya fallecido trágicamente. El hecho se registró en la ciudad de Capitán Miranda, Itapúa.

Un nuevo caso de presunta negligencia médica tomó estado público, teniendo esta vez como origen la ciudad de Capitán Miranda.

La víctima es un niño de 7 años con Síndrome de Down que falleció el día domingo luego de haber sido trasladado de urgencia hasta el Centro de Salud local, a raíz de un cuadro de vómito severo.

Una vez en el centro asistencial, el menor fue atendido por el personal de turno que le aplicó un inyectable para, aparentemente, ayudarlo a frenar los vómitos y con ello mejorar su condición.

Luego de esto, el pequeño paciente fue enviado nuevamente a su hogar junto con su madre, María Graciela Maidana, quien horas después volvió a acudir al puesto de salud debido a que no notaba ninguna mejoría en su hijo.

En esta segunda visita, los mismos profesionales de blanco le habían dicho que regrese otra vez a casa, sin darle atención médica o hacer una revisión exhaustiva. Debido a que el niño no mejoraba, la mujer decidió ir directamente hasta el IPS de Encarnación.

El niño llegó a este hospital en estado crítico y tuvo que ser sometido a una reanimación por parte de los médicos, aunque lamentablemente se produjo su deceso.

La madre de la víctima decidió formular una denuncia ante la Comisaría 11. Posteriormente, el hecho fue comunicado a la fiscal Rocío Valdez para el inicio de una investigación por parte del Ministerio Público.

//Hoy.com.py.

Deja una respuesta