El “Día Mundial del Donante de Sangre” se celebra en todo el mundo el 14 de junio. La recordación se enfoca en el agradecimiento a los donantes voluntarios, por un regalo que permite aumentar la esperanza y calidad de vida de pacientes con enfermedades potencialmente mortales, así como realizar procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

Hoy, recordamos el día mundial del donante de sangre. El lema de este año es “Donar sangre es un acto de solidaridad, súmate al esfuerzo y salva vidas”, el cual tiene por objetivo concienciar sobre la necesidad de hacer donaciones regulares para tener un acceso oportuno a sangre.

La sangre segura es fundamental en los tratamientos y en las intervenciones urgentes. Permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes con enfermedades potencialmente mortales y llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos.

Las transfusiones de sangre y sus productos salvan millones de vidas al año. La sangre y los productos sanguíneos son elementos esenciales para el tratamiento apropiado de las mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto; los niños que padecen anemia grave a causa del paludismo y la malnutrición; los pacientes con trastornos hematológicos y de médula ósea, trastornos hereditarios de hemoglobina e inmunodeficiencia; las víctimas de un traumatismo, emergencias, desastres y accidentes, así como los pacientes que se someten a intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas.

Es importante resaltar que, el pasado 25 de mayo, la Honorable Cámara de Diputados de la Nación, en sesión extraordinaria, declaró a junio como el mes de la concienciación de la donación de sangre. La decisión fue tomada por medio de la Declaración N° 989.

El Programa Nacional de Sangre recuerda que ser donante voluntario es vital para cubrir las necesidades de pacientes accidentados, madres con complicaciones del parto, niños con leucemia, hemofílicos y personas aquejadas con distintas enfermedades.

Requisitos para donar sangre:

• Presentación de cédula de identidad.

• No haber tenido hepatitis después de los 10 años d edad.

• Tener entre 18 a 65 años de edad.

• Peso mínimo de 50 kg.

• No estar engripado, resfriado, con fiebre o diarrea.

• No usar drogas.

• Si tienes piercings o tatuajes, puedes donar después de un año del último que te realizaste.

• No presentar heridas aun no cicatrizadas.

• Para donar, no hace falta estar en ayunas.

• El plazo mínimo entre una donación y otra es de 60 días.

• Los varones pueden donar hasta 4 veces por año, y las mujeres hasta 3 veces.

Deja una respuesta